Rusia admite no tener pruebas contra acusado de incitar a "actos terroristas"

Fecha de publicación
País o región
Medio en que se publicó
Texto completo

Juan Pablo Duch

Corresponsal

Moscú.

Tras meses de sufrir la privación de libertad por el afán de encontrar culpables como escarmiento para cualquiera que se atreva a expresar su inconformidad con la política del Kremlin, sólo falta que las autoridades –en lo que sería un acto de inusual autocrítica– reconozcan haber cometido un error y que el joven profesor de matemáticas Dimitri Bogatov quede exonerado de todo cargo.

Desde julio de 2017 en prisión domiciliaria por un grave delito como presunto incitador a cometer atentados terroristas, que se atribuyen a los escritos de un tal Airat Bashirov –en realidad cualquier persona que en ese momento y desde cualquier lugar haya usado Tor, la red de anonimato que sirve para proteger la privacidad de los usuarios en Internet–, Bogatov siempre se ha declarado inocente.

La defensa de Bogatov alega que al menos desde un centenar de direcciones IP, a través de Tor, se instó a participar en una manifestación no autorizada el 2 de abril de 2017, sin que nadie pueda responsabilizar a un solo usuario de ser el iniciador de la protesta, y menos, deducir que su intención era causar disturbios, para endosarle un delito de terrorismo que implica una pena de varios años de cárcel.

Hasta la fecha, Airat Bashirov sigue utilizando Tor y desde ahí encabeza una campaña que exige la libertad de Bogatov, de igual manera que expertos de numerosos países, México entre ellos, por ejemplo, por medio de Gunnar Wolf, profesor de sistemas operativos de la Facultad de Ingeniería de la UNAM, insisten en la arbitrariedad de su detención y exigen retirar las absurdas acusaciones contra él.

Ahora, ocho meses después de todo tipo de análisis y pruebas en los equipos que le requisaron al matemático (su computadora personal y varios dispositivos complementarios, lápices USB y discos duros externos), la unidad de delitos informáticos del Ministerio del Interior de Rusia no encontró nada que pudiera confirmar la culpabilidad de Bogatov, según una filtración que difundió este miércoles la agencia noticiosa TASS.

El abogado Sarkis Darbinian, a cargo de la defensa de Bogatov, confirmó la veracidad de la noticia, que se le comunicó de manera oficial un día antes, y dijo que lamentablemente ello no significa que las acusaciones contra su cliente se levantarán de manera automática, si bien a partir de este momento es obvio que no existe ninguna prueba que lo inculpe y, por tanto, debería quedar en libertad.